Una buena despedida de soltero en Madrid

Las bodas son uno de los acontecimientos más importantes en la vida de una pareja (dejando al margen tener el primer bebé, y demás) ¿Pero alguien se acuerda de las despedidas de soltero? Porque también son un evento digno de recordar. Y no hablo solo por parte de los hombres. Se ha establecido históricamente la costumbre masculina de decirle adiós a la soltería, pero las mujeres también se han unido a esta celebración, como no podía ser de otra manera. Ahora, los tiempos han cambiado, y las fiestas han evolucionado, dejando a un lado la locura para centrarse en una noche mágica con amigos y amigas, cuyo único objetivo es pasárselo bien.

Una buena despedida de soltero en Madrid

Una buena despedida de soltero en Madrid

Las despedidas de solteros actualmente están más centradas en una buena cena con amigos y la juerga de la discoteca que viene después. No todas las empresas que organizan estos eventos tienen claros los gustos del novio o novia en cuanto a los espectáculos que se ofrecen. Por ejemplo, Despedidas Mola Mola es una empresa madrileña, que lleva encargándose de las despedidas de soltero desde hace muchos años ya. Los espectáculos que ofrecen son muy variados, aptos para todo tipo de gustos, como por ejemplo, shows de danza del vientre, acróbatas, monologuistas y cómicos, bailarines, boys y girls (los típicos gogós de discoteca, para que me entendáis) Drag Queens, etc…

Esta gran empresa no solo se limita a ofrecer la fiesta de desmadre total, sino que también cuenta con uno de los restaurantes eróticos de la capital, Restaurante Mist – Tas. Este establecimiento de restauración es de los pocos que se conservan en Madrid, y que ofrezcan el menú que tienen preparado para el novio, novia y sus amigos. La cena cuenta con entrantes, un segundo a elegir entre carne o pescado, y postres varios. Además, hay barra libre tanto de vino, como de cerveza, sangría y refrescos. Calor no van a pasar los invitados. He de mencionar que este restaurante es únicamente para hombres, porque las camareras prepararán juegos pícaros para el novio durante la velada. Las mujeres pueden desatarse y pasárselo bomba en la Sala La Rodríguez, una gran sala de 1500 metros que simula casi a una discoteca.

Los comentarios están cerrados.